Skip to content

El Chaperon

abril 19, 2017

Un chaperón,  paje, carabina o velón, usualmente es un adulto que supervisa a parejas jóvenes para evitar accidentes pasionales en actividades sociales.

Ese no fue mi caso, yo era un jovencito acompañante de mis hermanas en sus propias actividades. Recuerdo que en una ocasión, fuimos a pie al valle del Guayabal, mi hermana mayor y yo para casa de su novio. Mi imagen clara era el punto donde, desde el tope de la loma veíamos el valle y las parcelas. En esos días se oían las notas de los Archies, ”sugar, oh honey honey, you are my Candy girl…’ letra que aun no conocía bien.  Corrian los años 60’s todavía, y los Beatles se oían por doquier, pero relaciono con este evento a los Archies. A esta misma hermana, la acompañe una tarde lluviosa, junto con el mismo novio, a el Fox Delicias. Delicia fue para mi caminar bajo la llovizna, creo que desde entonces no he podido dejar de emocionarme cada vez que se me concede tal placer, sea en casa, en la piscina, en la playa, o en la calle. Y es por eso que me gusta tanto ir a caminar por las calles de Ponce. El teatro quedaba frente a la Plaza, que es mi lugar favorito para ir al cine. Hace una semanas lo vi y hasta lo fotografié, esta abandonado pero algo queda de su esplendor, como un viejo amigo,amado, aun reconocible. Llegamos por la calle que sale a la esquina Atocha y desde donde se puede ver la parte norte de la Plaza Degetau. Siempre ha sido para mi un punto de referencia en los hitos de mi andar que me recuerda como un simple evento puede alterar la visión y el curso de la nave de tu vida.

Fue  con otra hermana, esta menor, que una noche en los años 70s, me toco chaperonearme una actividad en el antiguo hotel El Intercontinental. El novio era villalbeño y vino acompañado de su hermana. El artista invitado a entretener a los presentes era Danny Rivera, un Rivera mas en mi vida, una premonición de que algún día me rodearían por todos lados. Soy el Iman Ribereño.  Me veo sentado al lado de la piscina y rodeado de gente, mientras Danny cantaba al otro lado de la misma. No volví hasta años después, cuando estaba ocupado por la Guardia Nacional y no me acuerdo a que fui, como no me acuerdo de la película que vi una década anterior.

Hasta aquí llega mi oro del recuerdo…y chapo chaperonado, este cuento…..

4-18-2017.

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: